“Dónde estaremos mañana depende de lo que pensemos y hagamos hoy”

Foto del equipo organizador del Congreso. El equipo organizador del 50º Congreso Internacional AEDIPE en Navarra lleva trabajando desde hace más de un año. FOTO: Hugo Alonso

El equipo organizador del 50º Congreso Internacional AEDIPE en Navarra lleva trabajando desde hace más de un año. FOTO: Hugo Alonso

Pamplona se convertirá los próximos 6 y 7 de octubre en sede del 50º Congreso AEDIPE. Manuel Iribarren, María Olaiz, Sara Turumbay y Alex Uriarte son los encargados de la organización desde AEDIPE Navarra de este encuentro que se celebrará en Baluarte y se centrará en “El futuro del trabajo”.

“Empezamos con un folio en blanco y una pregunta, ¿de qué queremos hablar en el Congreso? Tenía que ser algo diferente, un tema con el que nos sintiéramos identificados y que implicara a todo tipo de organizaciones, sin importar las diferencias de tamaño, sector, mercados, estrategia…”, comenta Sara Turumbay, miembro del Comité Científico y Comité Organizador del Congreso. “Queríamos huir de temáticas muy globales y manidas. Buscábamos un tema concreto que inquietase a mucha gente, no solo a los profesionales de RRHH”, apunta Alex Uriarte, coordinador de la organización del 50º Congreso Internacional AEDIPE. Pablo Urdiroz, director de RRHH de MTorres y miembro de la Junta de AEDIPE Navarra, fue quien nombró el tema por primera vez: “¿y si hablamos de –el Futuro del Trabajo-?”. Sin duda, el tema da la posibilidad de hablar más allá de la crisis y ofrecer un enfoque constructivo basado en la responsabilidad que tenemos cada uno de los agentes implicados.

Manuel Iribarren, secretario del Comité Científico del Congreso, hace hincapié en que hoy en día, donde el acceso a la información en Internet es casi ilimitado, es necesario ofrecer algo diferente, más activo, donde exista la oportunidad de escuchar, debatir y encontrarse con otros actores del mundo empresarial y social, más allá del campo específico de la gestión de personas. “El futuro del trabajo conecta con intereses, preocupaciones y perspectivas muy diversas, que hemos querido juntar en Pamplona”, recalca. Esta visión también es recalcada por María Olaiz, miembro del Comité Econónomico del Congreso, “queremos que a nuestro congreso además de personal de RRHH acudan otro tipo de perfiles del mundo laboral, desde direcciones generales, responsables de otras áreas dentro de la empresa, agentes sociales, personal académico…”. Turumbay concreta que su objetivo es claro: mantener un hilo conductor presente a lo largo de las dos jornadas, comenzando con lo general, las tendencias en el empleo e ir avanzando hacia lo concreto con experiencias reales de empresas y organizaciones.

Portada 50º Congreso AEDIPEComo AEDIPE Navarra, sede de esta edición del encuentro, todo el equipo organizador tiene claro que lo que espera del propio Congreso es aprovechar la oportunidad de aprender, así como inspirarse a través de las visiones de todas las personas participantes. Por supuesto, una de las claves es la satisfacción tanto de los patrocinadores y colaboradores que hacen posible esta 50º edición, como de los congresistas. En palabras de Iribarren “atraer a Pamplona a más de 300 personas y que todas se vayan con la sensación de “Qué bien que decidí venir” o “Más vale que me inscribí a tiempo, porque ya no quedaban plazas. Ha sido el mejor Congreso que recuerdo en mucho tiempo”“. Además, apuestan porque la asociación AEDIPE Navarra salga reforzada de este evento mostrando su solidez, rigurosidad, modernidad y, sobre todo, se viva como una asociación abierta, cercana y, por qué no, divertida.

Consultamos al equipo qué diría su bola de cristal, si la tuvieran, sobre el futuro del trabajo, qué no podemos olvidar cuando miramos hacia adelante…

“Durante estos meses nos han hecho varias veces esa pregunta y cada vez he contestado cosas distintas… Cuando pienso en el futuro, pienso en cambio, espero tener la mente abierta a ese cambio. El futuro lo construiremos entre todos, ojalá sea sostenible, ojalá lo podamos llamar progreso“, Alex Uriarte.


 

“No podemos olvidar que el principal reto que tenemos es conseguir equilibrio entre competitividad (necesidades de los mercados y organizaciones productivas) y el progreso social (necesidades de las sociedades y de las personas que las componen). Si tuviera una bola de cristal y pudiera ver más allá en el tiempo, me gustaría comprobar que hemos avanzado en este sentido”, Sara Turumbay.


 

“Me encantaría tener esa bola de cristal, pero no existe. Por eso hacemos el Congreso, es nuestra pequeña bola de cristal para entender lo que nos viene y prepararnos al máximo para avanzar como empresas y sociedades competitivas pero solidarias. Mi principal preocupación y miedo, en este mundo de 7.000 millones de personas tan acelerado y lleno de incertidumbres son las personas, colectivos, países que pueden ¿podamos? quedarnos atrás. En ese sentido, casi mi única certeza es la apuesta por la educación, la formación y el conocimiento como elementos tractores de las organizaciones y de un mayor progreso e igualdad social”, Manuel Iribarren.


 

“No tengo una bola de cristal, pero sí tengo hijos jóvenes, que serán las próximas generaciones que se incorporen al mercado laboral, y serán el futuro del trabajo. Si me fijo en ellos, en cómo interactúan, en cómo se relacionan, en cómo se mueven por el mundo, en sus expectativas de vida y sus inquietudes sociales, lo que tengo claro es que a las organizaciones nos vienen tiempos de muchos cambios, y nos tendremos que ir adaptando a esta nueva realidad social y cultural“, María Olaiz.


 

Para todos ellos la organización de este Congreso les permite conocer, reflexionar y aprender y “es un privilegio trabajar con compañeros más allá del día a día de la empresa donde desempeño mi actividad profesional. Es mucho trabajo y una gran responsabilidad pero a la vez es una experiencia muy enriquecedora”, explica Alex. Disponer de un programa con más de 40 ponentes y moderadores confirmados de 35 organizaciones de primera línea con más de tres meses de antelación no es tarea fácil, por lo que “como cualquier actividad nueva a la que te enfrentas tienes momentos de duda. Pero estamos muy satisfechos”, afirma Manuel. En palabras de Sara, la tarea de organización es “entusiasmo, esfuerzo, oportunidad, preocupación, responsabilidad, aprendizaje, estrés, felicidad, rigor y, por supuesto, equipo”. Y a pesar de que es bastante trabajo adicional para cada una de las personas implicadas sumada a la actividad diaria “es un lujo trabajar con un equipo, como el de este congreso, extraordinario y súper profesional”.

Durante el 50º Congreso Internacional AEDIPE vamos a aprender, pero en la organización no solo se aprende durante el evento, sino durante el desarrollo. Por ello, nos gustaría compartir algunos de los aprendizajes que el equipo está obteniendo:

“Me quedo con tres aprendizajes:

  1. Todos lo sabemos, pero he constatado la importancia de anticiparse, y la necesidad de esfuerzo y dedicación si quieres que algo salga bien.
  2. El trabajo en equipo con mis compañeras y compañeros de AEDIPE Navarra y con el resto de organizaciones involucradas en la preparación del Congreso.
  3. Y las peculiaridades del mercado de congresos y ponentes, que van desde la excelente disponibilidad, cercanía y humildad de personas que han llegado muy lejos en sus carreras profesionales, hasta algunas exigencias más llamativas, como la de una persona que nos pidió 30.000 euros por una conferencia de una hora”. Manuel Iribarren.

 

“El trabajo ímprobo que lleva la organización de un evento de estas características. La organización de un congreso como el nuestro es, sin duda, una fuente de formación y aprendizaje continua, por lo que a pesar del trabajo extra que me está suponiendo, estoy contenta y satisfecha de haberle dicho que sí a Sara cuando me dio la posibilidad de colaborar”, María Olaiz.


 

“Estoy aprendiendo tanto en este proceso que me resulta realmente difícil resumirlo. El aprendizaje es continuo sobre la propia temática y también a través de las personas con las que estamos colaborando. El último aprendizaje que recuerdo es “Las diferencias entre economía productiva y economía reproductiva (ref: Juanjo Goñi)””, Sara Turumbay.


 

“He aprendido sobre actividades y materias diversas, algunas inéditas para mí. Hemos tenido que ponernos al día en comunicación, redes sociales, protocolo, organización de eventos, patrocinio, etc. Pero sobre todo me quedo con lo que me han aportado el resto del equipo y de colaboradores”, Alex Uriarte.


 

Con este programa tan completo (y sus actividades paralelas) solo nos queda una cosa… invitarte a nuestra casa :). “En el Congreso tendrás la oportunidad de escuchar e interactuar con universidades de primer nivel, direcciones generales, direcciones de recursos humanos y otros puestos de responsabilidad de empresas y organizaciones muy diferentes. También con entidades especializadas en el Futuro del Trabajo y con organizaciones sindicales”, explica Turumbay. “Sin duda, es una buena oportunidad para pensar y trabajar sobre un tema en el que todos estamos involucrados y también en que todos tenemos que hacer nuestra aportación. Participar va a merecer la pena. Anímate y nos vemos en Pamplona los días 6 y 7 de octubre”.

Os esperamos en Pamplona para que todos trabajemos de manera activa por encontrar progreso en el futuro del empleo: “Dónde estaremos mañana depende de lo que pensemos y hagamos hoy”, finaliza Uriarte.